Necesidades súbitas

tumblr_olghi5YqBo1vtx6eao1_500

Necesito el silencio de Tu abrazo,
el calor de Tu voz cerca de mi cuello,
Tu mirada que habla con la mía,
aguardar acurrucada Tus caricias
que tarde o temprano alcanzarán mi piel.
Necesito ser Tu todo una vez más,
encender Tu pasión y Tu ternura,
sollozar entre Tus brazos liberada
descubriendo el verdadero valor
de aquello que poseo y entrego.
Necesito olvidar lo que recuerdo,
la insistencia que lacera mi esencia
y el dolor cargado en cuenta gotas
que consigue dejar oscura huella.
Necesito comprender lo incoherente
guarecerme en Tu hacer hasta hacerlo mío,
fingir que nada puede alcanzarme
hasta que esté lo suficientemente lejos.
Anuncios

Vigila lo que deseas…puede cumplirse

Soy una mujer imaginativa, me gusta la fantasía y aprovecharla en mi propio beneficio pero también es cierto que conozco lo dañina que puede ser si nos dejamos llevar por su fácil embrujo, incluyo llegando a creernos aquello que a priori sólo es fantasía.

Por supuesto que hay que luchar por nuestros sueños, que pueden llegar a cumplirse pero también hay que tener en cuenta que, seguramente, no será de la forma en que nos habíamos imaginado.

Está bien ilusionarse, disfrutar de los momentos pero tengamos cautela, calma, que aquello que parece lo más visible no es, precisamente, lo que suele contener en base, y a la vez, la importancia de los detalles, esas minucias que hay que cuidar y no tomar a la ligera porque pueden dar lugar a hábitos indeseables o confusiones.

No soy de negarme ningún instante de placer pero confieso que a ellos veo asociado también su propio negativo, y no lo digo como algo malo en si mismo, sino como un pago, como algo necesario para obtenerlo y, demasiadas veces lo olvidamos, a favor de un filtro rosa que instauramos en nuestra mirada.

Fantasía si, pero no olvidemos el realismo que debe reinar en todo proyecto.

calle del amor

Mi motivación

abuelos-enamorados-300x234

 

No todos son de la misma opinión
aunque las encuestas digan lo contrario,
no buscan el estereotipo de anuncio
pues el papel es sólo la imagen fija,
y el vacío de un cuerpo en plano
carece de complicidad y calidez.
No hay nada mejor que la sincera desnudez,
sus defectos el editor no arregla,
el formar equipo aunque pasen los años
y veamos los cuerpos envejecer,
mientras así aún más nos amamos.
Son experiencias en la piel grabada,
historias en la mirada plasmada,
abrazos en los huesos cuando hace frio
y el refrescante aliento de compartir el tiempo.
No son cuentos de hadas,
ni fantasías de una feliz infancia,
es la esperanza de creer en la unión
más allá de unos jóvenes cuerpos,
de confiar en quien me completa
y mantiene viva mi motivación.

Cuando llega el momento…

tumblr_ob6wv5E6lp1vbap2xo1_540

A veces, tontamente, me pregunto si en ese preciso instante podría hacer esto o aquello,
trato de ponerme mentalmente en situación y dudo de mi instantánea capacidad,
porque no es mi ahora, en realidad, el que se presenta.
En ocasiones, me sacude la vergüenza al imaginarme así o asá en ese momento,
otras sonrío porque acude el fehaciente recuerdo como muestra,
o también me sobrecoge su simple pensamiento.
A veces, sin sentido, trato de verme a mi misma como si de otra se tratase,
y quiero hacerlo, inútilmente, a través de Tu mirada,
pues no soy yo la que anhelo contemplarme sino que es ante Ti donde quiero verme,
y huyo de este ahora que en ocasiones se torna demasiado confuso e inestable,
como si pudiera mudar de un lugar a otro.
Es entonces cuando me parece oírte,
y me estremezco, porque se convierte en casi real,
y me digo ¿dana, y si fuese realmente ahora?.
Desbocado mi respirar empiezan mis:
si pero no…, claro…, quizás si…, tal vez…, puede pero claro…, ya si pero…,
hasta que concediéndome tan sólo segundos de mi propio desconcierto
se disipan todas las dudas, porque sé que ante Ti, cuando llega el momento,
no existe indecisión ninguna, ni quizás, ni peros,
ante Ti, cuando llega el momento, sólo hay deseo…
Cuando llega el momento….no hay nada más…
sólo Tú y tu anhelo…
sólo yo y mi entrega…
¿Qué más necesito?

Nunca me gustó la historia…pero quiero hacerla contigo.

A veces, un insignificante detalle, algo en lo que ni siquiera habías pensado se te queda grabado y a las pocas horas vuelve para mostrarte una realidad distinta de la que a priori percibías.

Me resulta complicado vivir de acuerdo a mis propias necesidades y, a la vez, cumplir con aquello que se espera de mí, y quizás ha llegado un momento en el que la carga acumulada para llegar a satisfacer tanta premisa es demasiada para mí y tengo que volver a reestructurarme y buscar otra manera de enfocar mis días.

Confieso que son días complicados, de incertidumbre, de temor y aunque procuro hacer como si nada cuando el silencio reina me sobrecoge e inevitablemente me invita a un pasado que ya no tiene sentido y, a la vez, a un presente que no me resulta tampoco alentador.

Entonces, me veo obligada a mirar a un futuro lejano, a pensar que quizás, como en otras ocasiones en que no veía más sumergida en un ahora que siempre es momentáneo, esto sirva para algo, quizás es necesario para algo que está por llegar, y que, necesito pensar me he estado preparando.

A pesar de mis muchos defectos, me esfuerzo en ser buena persona, en olvidar agravios que quizás debería tener más presentes y actuar en consecuencia, en recordar aquello que me ha herido para tratar de evitárselo a los demás, en hacer que los que me acompañan se sientan amados a mi lado, y en hacer todas mis tareas con la alegría del trabajo bien hecho.

Y entre tanto por hacer, entre tanto esfuerzo insignificante a veces me olvido de que estoy aquí, y de que tengo a mi lado realmente quien hace todo eso que yo trato de hacer por los demás por mí, sí, por mí, y ahora es cuando me doy cuenta, y cuando no sé si seré capaz de gestionarlo y agradecerlo como merece.

Quizás era necesario un miedo mayor para dejar de lado nuestras inseguridades, quizás el “no debí hacerlo” es ahora una oportunidad y quizás esas casualidades que no comprendemos en realidad no lo sean tanto.

Son divagaciones de una noche en vela, no me hagáis demasiado caso, pero estoy segura que entre toda esta mezcla de ideas hay alguna de buena y cuando consiga ordenarlo y sacarle la esencia me ayudará, porque así es como funciono…

De momento tengo claro que tengo que cuidarme, que debo espaciar mis responsabilidades dentro de mi mente y que, debo cuidar mucho también a quien me acompaña en esta época, de una relevancia historia impresionante pero de una incertidumbre apabullante, porque una vez tras otra me muestra una realidad inesperada, y me sobrecoge de nuevo mostrando ir mucho mas allá de esas palabras que todo el mundo reclama oír.

Prefiero sentirlas,  sin duda y ser capaz de corresponderlas como merece y anhela.

Hoy es un día especial, 22, y aunque no era el texto que tenía pensado estas son las palabras del momento, y si saben leerse contienen algo mucho más valioso que una conmemoración y aquí le dejo su lugar.

Dicen que en momentos difíciles es cuando realmente conoces a las personas y tengo la fortuna de tener a mi lado a alguien mucho más maravilloso de lo que he sido capaz de imaginar, cada día me sorprende y cada día me siento mas afortunada.

No sé si es esto es sólo un sueño, temo que no haya ocurrido de verdad y cuando despierte se haya esfumado…

Feliz cumplemes, mi Señor

Clemencia bipolar

Ay mi Señor, por favor, te lo suplico, no lleves a mi mente a este intenso deseo, no me tortures con el anhelo de sentir esos azotitos tan ricos que me conceden inmensurable placer, ese constante cosquilleo en busca de las sensaciones compartidas en algo tan íntimo y abrumador como es estar sobre tu regazo expuesta y dispuesta.

Escribo para suplicarte clemencia pero mientras lo hago deseo pedirte justo lo contrario, quiero pedirte más, quiero sentirlo más, que no te detengas, quiero que lo quieras, y lo quiero tanto que mi cuerpo ya reacciona y se suma ya a ese placer mental de los azotes…

ricos