Torbellino en calma

escucharteUna tras otra, me invaden mientras escucho atenta, mientras me hablas de aquello que te apasiona, que te preocupa, que te ilusiona o te sorprende. El caso es que me hables…a mi, pequeñita, repleta de Tus palabras y sin ninguna solución posible que aportarte, casi muda por querer absorberte.

Cuando las palabras salen de Ti, con esa intensidad, con esa fuerza y con la dirección fija impactando directamente sobre mi, me parece como un torbellino que acaba en una caricia, una caricia que sosiega mi ánimo, que me concede la calma.

Tu contundencia y las ganas que aplicas al compartir Tu pensamiento me zarandean y deseo cerrar los ojos y dejarme llevar por ellas, guardo silencio y me dedico tan sólo a conocerte, a dejar que me expliques, sin darte apenas cuenta de que esa musicalidad me habla de Ti, y quiero más…

Sé que te extraña mi silencio, esa calma desconcertante de una trastilla que no suele parar quieta, pero necesito escucharte, necesito Tu voz, Tu pensamiento, deseo desnudar Tu mente, conocer cada rincón de Tus inquietudes, y verme donde Tu me quieras ubicar, lo que esperas de mi…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s