No sabría por donde empezar

Dicen que por mucho que insistamos las cosas pasan en el momento justo, pero a la vez resulta que debemos poner empeño en conseguirlo pero también ser pacientes. Imagino que hay una gran variedad de frases hechas que van bien según el momento y así obtenemos respuesta fácil para cualquier instante, quedando de lo lindo ante cualquier situación.


En mi vida personal he tenido de todo, objetivos que han sido alcanzados después de muchísimo esfuerzo, otros que han debido ser abandonados o por lo menos pospuestos, y otros en cambio que han aparecido cuando ya no eran esperados o cuando jamás lo habían sido, pero confieso que en este momento de mi vida miro atrás y veo que algunos de ellos realmente llegaron en el momento justo. Desconozco que hubiera pasado si hubieran llegado antes, por un lado creo que me hubiese venido bien en algún aspecto pero si no hubiesen venido todavía creo que ya no sería capaz de llevarlo hacia delante.


Una de estas cosas, por llamarle de algún modo, que creo que llegó en el momento justo fue la oportunidad de hacer realidad mi entrega, quizás incluso un poquito pronto, pero si hubiese estado esperando por ejemplo hasta este momento, hubiese estado viendo durante todo este tiempo como está el patio y seguramente no sería capaz, a día de hoy, de fiar mi servicio a nadie.


Digo que llegó un poco pronto porque mi situación en ese momento era realmente complicada, no era la situación ideal para mi Señor acogerme en ese estado en el que me encontraba y me hubiese gustado poder estar más serena, más centrada, y más dispuesta a dar en vez de recibir, pero por otro lado, mirándolo egoístamente fue el mejor momento para mí, me ayudó en mi situación personal, me ayudó en mi crecimiento y me ofreció lo que jamás hubiera imaginado que fuese posible en ese momento.


Creo que aquellas personas que buscan entregarse a alguien o que buscan a alguien que les sirva en estos días lo tienen realmente complicado, hay mucha culturilla literaria de la D/s, mucha insatisfacción fantástico-sexual, mucho aburrimiento, mucha inconsciencia, mucha frustración y un sinfin de muchas y muchos que dificulta exponencialmente encontrar la aguja en el pajar.


No quiero ser negativa porque sé que es posible, sino miradme a mi…¿quien me iba a decir que podría disfrutar de mi entrega de esta forma?, pero si es cierto que si me viera hoy en esa tesitura no me fiaría ni de mi propia sombra, aunque sé que lo mismo podrían haber dicho de mi pues lo que ofrecía era más bien nulo y lo que hoy ofrezco aún dista mucho de lo que anhelo.


Siento miedo al perderme entre las diferentes webs temáticas, al conocer las intenciones de algunos elementos que deberían estar mas bien en el circo de los horrores, y comprobar el daño que se hace con ello a quien de verdad desea vivir y sentir la D/s. 


Creo que prefiero cuando este mundillo era menos popular y se vivía con la discreción de las relaciones intimas entre gente que disfrutaba de su condición en privado. No hay que avergonzarse de sentir de este modo, solo faltaría, pero tampoco veo necesario alardear de algo que debería vivirse en la intimidad.


Quizás si hubiese menos teatrillo sería todo mas sencillo…


 

   

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s