59

Hay situaciones en la vida que aunque sean realmente incómodas suelen darse más de lo que pensamos y deseamos, o así me lo han comentado los entendidos, y ahora mismo atravieso una de esas. Aunque espero que pronto se resuelva y las consecuencias no vayan a mayores la verdad es que me está dando bastante lata y la preocupación hasta que se solucione no desaparece.

Aún y con eso, como soy bastante rarilla, ya lo sabéis, hasta en esta circunstancia los detalles me revelan pensamientos y hago asociaciones atípicas que, de un modo u otro, me llevan a pensar en mi Señor, ahora os lo explico.

Hoy es un día especial para nosotros, son hoy 59, y aunque quería tener preparada una ofrenda mejor a modo de poesía no he tenido la tranquilidad suficiente para poder desarrollarla como a mí me gusta, y como me tiene enseñado mi Señor, “si no está bien…repítelo!”, así que lo dejaré para otra ocasión…y le ofreceré a Él y a quien quiera leerme un pensamiento.

Como os digo el día me ha regalado un pensamiento, y lo ha hecho a través de esta imagen que ahora os comparto. Sé que la mayoría no entenderéis nada de nada y solo será una frikada más de esta dana loquita, pero como os digo, detrás de los detalles se esconden grandes verdades y así ha sido mi revelación.;)

dav

Lo he mirado atentamente, atraída por su singularidad, exenta del problema que lo ha originado me he sentido atrapada por su belleza y he pensado…

Lo que es capaz de hacer el agua, gota a gota, una tras otra, con una calma inherente pero una precisión absoluta. Va forjando la senda en silencio, no es estrepitosa ni necesita de grandes ornamentos, solo fluye como es, deja que su propio peso y su constancia hagan mella, pasando casi desapercibida es capaz de crear, de modificar, y llamar nuestra atención desde su insignificancia.

Yo no soy una persona sencilla, llevo una mochila demasiado pesada y mis miedos e inseguridades son muchos y variados, pero la verdad es que si miro para atrás brevemente (nunca es bueno quedarse demasiado en el pasado), veo una evolución enorme, no en grandes cosas, sino detalles que hacen que no sea la misma persona que entonces. Todos lo ven y hacen sus propias conjeturas culpando a esto o aquello de mi cambio (no para todos favorable, evidentemente) pero yo guardo silencio y sé a qué se debe…

Es como esa gota que da forma lentamente, nadie sabe cómo incide, como se abre camino y llega hasta lo más profundo para hacer mella, dejando su huella, su marca y, así, es como mi Señor, día a día, instante a instante, mediante conversaciones, riñas, caricias, castigos, enseñanzas, silencios, amor, disciplina, etc etc etc ha llegado a lo más hondo de mí, sin aspavientos, sin prisa ninguna, sin tensiones, sólo dejando que lo lleva dentro, su naturaleza le guiara hasta mi interior y me enseñara a vivir con un aire nuevo.

¿Dónde quedaron tantos miedos?¿dónde la rabia y el dolor?¿dónde el rencor y la ansiedad?

No me he dado cuenta, no sé cómo lo ha hecho, pero soy su obra, sólo me he tenido que dejar, abandonarme a Sus manos y creer, confiar en Él más que en mi misma, porque estaba claro que mi método fallaba, no me sentía bien conmigo misma y ese era el resultado de mi mala gestión personal, y los Suyos empiezan a verse, y esa pequeña minucia que ha llamado mi atención esta mañana, esa belleza que me ha cautivado desde su indiferencia es asimilable a lo que los demás ven en mí. He visto que eso es lo que les atrae, ese algo que no saben de donde proviene, esa especie de magia que me envuelve.

No tengo que ser magnifica, ni guapa, ni despampanante, ni embriagadora del modo en que yo lo pensaba, sólo mostrarme como soy y continuar dejándome trabajar por mi Señor, colaborando con Él para que se sienta muy orgulloso de mí, al ver su obra evolucionar y ser apreciada por esas miradas que entienden que la belleza puede hallarse también en lo más nimio.

Mi Señor, no sé cómo agradecerte lo que estás haciendo por mí, en mí, y aunque este no sea el post que pensaba regalarte en nuestro cumplemes, sé que apreciaras más el aprendizaje que unas simples palabras, pues siempre ves más allá, y segura estoy de que en esta ocasión no será diferente…

Que tengas un día maravilloso y puedas gozar de ver que Tu esclava desea continuar siendo Tuya con más fuerza si cabe…

Besines dulces y mimines tiernos…
A Tus pies.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s