El negro manto…

sentimientos-obstaculos-desmotivaciones-1

Ventanales que devuelven nuestra propia imagen,
con empeño tintados de nuestra propia oscuridad,
olvidando que tras ellos deambulan semejantes
con miserias y angustias, con temores y anhelos,
y lanzamos, creyéndonos únicos en esta orbe,
lamentos extendidos de egoístas reclamos.

Inmóviles esperamos el rescate de nuestra alma,
suplicamos riendas que obliguen a nuestros pasos,
con la mirada baja y el ánimo lánguido
arrastramos las horas que sabemos inciertas
sin ofrecer un segundo, sin reposar un instante.

Pide al tiempo que se detenga sin estar presente,
concédete una tregua y observa fuera,
sal de ti, olvídate y emprende el camino,
el dolor no tiene dueño, a todos alcanza,
la celda no es lugar para encontrar la senda
ni guarida la mano que levante el negro manto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s