Ordenes para el placer…

Era sábado, su Dueño la noche anterior le puso unas condiciones muy explicitas, sobre cuando podía darse placer, y ella durante aquel momento en que le exponía sus deseos, sentía la necesidad de tocar su sexo ardiente.

Cuantas más negativas recibía de Él, mas deseo su cuerpo contenía. Ella le suplicaba, le pedía que calmara su lujuria, que no pusiera condiciones esa noche, pues podía correrse tan solo con sus palabras, y si lo hacía ….sabía que estaría desobedeciendo, pues una buena esclava, jamás se corre sin el consentimiento de su Señor.

– Mi Señor, esta noche no, por favor, concédame el placer de sus manos en mi sexo.
– Pequeña esclava, yo decidiré cuando tu sexo tendrá placer. 
Mi Señor, seguía suplicando la esclava, no se si me podré contener, ha llevado usted mi cuerpo hasta el límite de mi control.
– Zorra, me estás diciendo, que tan solo con mis palabras, tu sucio sexo será follado?
– Si mi Señor, así es, su solo pensamiento entona mi cuerpo.
– Bien, así me gusta, pues cuando cumplas mis órdenes tendrás tu placer, hasta entonces, nada tendrás.

Así el Amo se fue, dejando sola a la pequeña esclava.

Ella sentía vértigo, miedo de no ser capaz de cumplir las ordenes que su Amo claramente le había explicado, pero su deseo era tan grande, que imaginar tan solo sus indicaciones, punzaba su sexo y el placer era tan intenso que sentía sus flujos resbalar por sus muslos.

Pensaba en silencio, mi Señor, no refrene mi pasión, es suya, usted me la causa, y desea su control, no martirice mi cuerpo ardiente, pues si lo calienta no podré contenerlo…mi Señor…

A duras penas consiguió dormir esa noche, pero llegada la mañana, al despertar su mente, vio que su cuerpo aun desprendía los flujos calientes de la noche anterior y decidió no esperar más, para cumplir las órdenes de su Amo y poder así calmar su excitado cuerpo.

Si mi Señor, lo hago para ti…repetía una y otra vez, mientras cumplía sus órdenes…
Si mi Señor, es humillante…
Si mi Señor, siento placer…
Si mi Señor, por complacerte…
Si mi Señor…así lo deseo…

Todas las órdenes habían estado cumplidas, por su deseo y el de su Señor…

Completamente mojada podía darse placer, y así se dispuso a hacerlo….

En la cama….donde la noche antes, su Señor había entonado su cuerpo, se recostó, predispuso su mente a imaginarlo…tan solo su pensamiento inflamaba su sexo.
Con el tapón anal puesto, pues su Señor así lo dispuso, bajó su mano, deteniéndose antes a pellizcar sus pezones que inhiestos la provocaban…

Su mano hundida en el calor de su entrepierna, resbalando por su jugo, hasta su vagina, metiendo dos dedos en ella, tan hondo como podía y se empezó a follar fuerte, como a su Amo le gustaba hacerle…

Sin preámbulos, creía que ya había esperado demasiado, se folló, sacando y metiendo sus ágiles dedos dentro de si, imaginando ser follada por la verga tersa de su Amo…

No tardó en abandonarse, en perder la consciencia de su cuerpo, alimentada por el deseo del clímax, encovó la espalda, y se dispuso a entregárselo a su Señor…

Señor, gritaba mientras el orgasmo la invadía…obedecí mi Señor…y este regalo es para usted, pues así es su deseo y el mío…
   
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s