mi regalo…

Cómodamente mi mente viaja hasta usted,
se posa sobre su deseo y me traspasa su lujuria.
Mi corazón late fuerte,
siento mi respiración acelerarse.
Mis pezones se enmarcan rígidos, 
señalando querer ser amados.
Mi sexo palpita aún oculto
ruborizando mi cuerpo.
Imagino su mirada,
sus manos fuertes,
con esos dedos juguetones
que me llevarían a enloquecer,
si no fuera tan solo mi imaginación,
la que jugara con ellos.

Desnuda, abierta, mojada,
son mis dedos por usted los que retozan,
en mis labios inflamados de pasión,
en mi clítoris deseoso,
resbalando por mis jugos
hasta encontrar su lugar.
La cueva húmeda que desea ser penetrada, 
excavada hasta la profundidad,
y que se derrite de placer,
con mi mente en su cuerpo
y mi cuerpo a su servicio.

En usted es en quien pienso,
para desatar mi obscenidad,
y olvidándome del resto
abandono mi consciencia,
entregándome al clímax
que sus dedos me conceden.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s