pensamiento…

Hoy llevo todo el día con una idea en la mente, pienso en lo que significa el deseo que tengo de ser sumisa. 

Muchas veces usamos, y me incluyo, esa palabra, para demostrar solo el papel o rol que significa, que deseamos un Dominante que nos enseñe, que nos someta.


Yo sabéis que tengo poca experiencia en este mundo, lo he dicho infinidad de veces, y es así, pero me baila un pensamiento en mi mente….una sumisa desea serlo porque eso también le causa placer…de hecho, muchas veces, se confunde con el morbo que produce una sesión de dominación, ese sentimiento de humillación, de tener que obedecer, que te obliguen a ello….y ahora hablo por mi…es cierto que esa sensación, ese juego de rol pervertido, me produce placer, me atrae y me excita.


Para mi está dejando de ser un juego de rol, un simple sentimiento morboso…y estoy empezando a desear ser una sumisa…Para mi, una sumisa, es aquella que consigue su placer, complaciendo a su Dueño, no solo con su propio placer físico o sexual…


El placer físico o sexual, creo que es un regalo, un premio a la sumisa que complace al Amo y éste la premia feliz por su comportamiento…por su entrega…


Creo que las sumisas, y me incluyo aun sabiendo que me queda grande este nombre, deberíamos ser conscientes de que podemos también hacer daño, y mucho…Nosotras es cierto que nos entregamos en cuerpo y alma a un Dominante, a alguien que dispone de nosotras a su antojo, y cierto es también que recibimos castigos y correcciones, tanto físicas como mentales, que hacen que sintamos dolor…no diré lo contrario, pero hoy…me planteo el efecto contrario….


Intento ponerme por un segundo en la piel del Dominante, y creo que puede sentir mucho dolor con nuestro comportamiento…Su papel no es nada fácil, debe estar siempre fuerte, siempre estable y dominante hacia nuestra persona, debe mostrarnos su lugar, y no desfallecer en su intento de domarnos, de enseñarnos en cada momento la actitud adecuada…


Nosotras, una vez tras otra, fallamos, a veces incluso provocamos ese fallo para que nuestro Amo se muestre exigente con nosortas y nos aporte el placer de su dominio…


Pero ¿y sus sentimientos? ¿es inagotable? ¿acaso no hacemos daño nosotras con nuestros fallos al Dominante? ¿acaso no ven desfallecer sus fuerzas cuando una vez tras otra nos empeñamos en ser tercas, insolentes y manipuladoras?


Y ¿que suelen hacer ellos? se muestran firmes y una vez de tras otra, nos corrigen y continúan nuestra enseñanza….a pesar de sus sentimientos, que siempre controlan por y para nosotras,…están ahí….


Yo a veces creo no querer avanzar,…disfrutar una y otra vez de esta doma, pero…creo que es hora de meditar, de no tentar a la suerte…


Un Dominante, suele ser orgulloso, y dañar ese orgullo puede estropear aquello por lo que tanto luchamos juntos, aquello que hemos conseguido hasta el momento…y ¿vale la pena perderlo?


Medito sobre ello…Si alguien quiere colaborar con sus pensamientos lo agradezco….

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s